TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

20 de octubre de 2013

No perdamos el balón... ni la cabeza


Por: |  eltiempo.com

Colombia logró la mayor hazaña de su historia futbolística; hay que celebrarlo, pero sin desconocer la realidad y lo que nos espera.

El mago Jorge Valdano dice que “el fútbol es lo más importante de lo menos importante”. Pues bien: esta semana le ocurrió al fútbol colombiano lo más importante de su historia: ganó el cupo para disputar las finales de una Copa Mundo después de 16 años de soledad y lo hizo, además, de manera holgada.
Antes casi siempre nos faltaban los diez centavos para el peso. En incontables oportunidades un penalti fallado, un gol agónico en contra, un árbitro perverso o un tiro en el palo liquidaban nuestros sueños. Esta vez sobraron puntos y podríamos haber perdido sin problemas el último partido de clasificación para el Mundial. Pero también lo ganamos.
Quienes crecimos en medio de la precariedad de nuestro fútbol no imaginamos nunca que un día Colombia estaría de segunda en la lista de clasificados suramericanos, de cuarta en la tabla mundial de los mejores equipos del mes y de cabeza de grupo en los sorteos del máximo torneo deportivo del planeta.

Es hora de repartir medallas, y la mayor corresponde a los jugadores, que a menudo ofrecieron un gran espectáculo y cuando tuvieron el cristo de espaldas le dieron la vuelta a punta de voluntad, talento y compromiso con los colores.
Merece la segunda José Pékerman, el director técnico que recogió un equipo abatido y con escasas posibilidades de clasificación y lo condujo hasta completar 30 puntos, por los que nadie daba nada hace un año. Pékerman y su disciplina. Pékerman y su dominio del juego. Pékerman y su tranquila sencillez. Lo vi una vez en una pizería de Bogotá con sus asistentes, cuando acababa de empezar su trabajo, y alguien de mi mesa comentó en voz baja: “Parece demasiado bondadoso para manejar una panda de futbolistas”. Sí. Parecía demasiado bondadoso. En el restaurante, él y su grupo tenían una rara semejanza con Benedicto XVI, como si su santidad hubiera salido a comer focaccia vestido de civil con los cardenales. Quién iba a pensar que, unos meses después, el papa iba a ser un argentino y Colombia sería una de las selecciones líderes de la Copa Mundo.
Hay más honores que repartir. A la Federación de Fútbol, que tuvo el acierto de apostar por un técnico extranjero en este país que cultiva un nacionalismo mezquino y empobrecedor. Y, por supuesto, a los aficionados, que acompañaron a la selección con entusiasmo y optimismo. Pero no pienso incurrir en la demagogia de decir que ellos son los primeros vencedores. Como hincha viejo, conozco las veleidades de la tribuna, capaz de elevar a un jugador a los altares porque anotó un gol clave o de abalearlo por un autogol. Tampoco caeré en la ingratitud de olvidar a jugadores y entrenadores (incluso Maturana y el ‘Bolillo’, por supuesto) que en otros tiempos nos dieron muchas satisfacciones y ayudaron a construir las bases invisibles del fútbol que hoy tenemos.
Estamos clasificados, sí. Pero otras veces lo estuvimos, y una de ellas incluso fuimos los candidatos de Pelé para ganar la Copa Mundo... y la ilusión se deshizo muy pronto.
Así como los jugadores deben prepararse para el duro torneo que se jugará en Brasil el año próximo, también tenemos que hacerlo sus seguidores. El primer ejercicio consiste en repetir todas las noches a la hora de acostarnos: “No perdamos la cabeza”. Estamos clasificados, pero solo estamos clasificados. No somos campeones del mundo. Ni siquiera hemos pasado a la segunda ronda. No acumulamos ningún punto a favor, ni un solo gol. Colombia –es la realidad– sigue siendo un país con hinchas cada vez más violentos y fútbol profesional mediocre. No perdamos la cabeza. Acompañemos a la selección con alegría y con fe. Pero tengamos presente quiénes somos, de dónde venimos y la dificilísima prueba que nos aguarda.
ESQUIRLAS. El gobierno mafioso que montó en La Guajira Kiko Gómez y la demora en procesarlo prueban que es urgente crear mecanismos para congelar la elección popular en determinados casos y determinados sitios.
Daniel Samper Pizano
cambalachetiempo@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reconocemos y respetamos la diferencia.
Esperamos que Usted haga lo mismo.

POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."