TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

8 de septiembre de 2013

EL MOVIMIENTO DE LOS INDIGNADOS

Nos  llegó este documento de Enrique Arbelaez Mutis, MUY INTERESANTE, recomiendable:

EL MOVIMIENTO DE LOS INDIGNADOS

El Estado, ha sembrado en varias décadas, la cultura de la violencia, la corrupción, la pobreza y el desarrollo sostenible o desarrollo sospechoso. Es por ello, que no se puede restaurar, olímpicamente moral y la justicia, como era el ideario de Bolívar. A partir del 2014, se pretende atacar la delincuencia de cuello blanco, que es la corrupción más grave que tiene el país. Se trata de un arrebato, uno no puedo combatir lo que ha generado desde su propio gobierno en muchos años atrás. La corrupción es peor que todas las violencias que ha tenido Colombia. Hay que constituir un nuevo derecho que esté al servicio de la justicia y no al servicio del poder; que proteja principalmente a los ciudadanos inermes y no a los armados; que derrote la impunidad y facilite la iniciativa pública, para el aprovechamiento ecológicamente sostenible, equitativo, redistributivo y respetuoso de la diversidad, de nuestro patrimonio natural y de nuestras tradiciones culturales y sociales.
El estado colombiano es débil, por no decir inviable, está permeado por la corrupción, el nepotismo, el clientelismo, el narcotráfico y el poder de grupos armados por fuera de la ley. En consecuencia, por fuera de inviable, está secuestrado. El Congreso, es el más reconocido de todos, como corrupto e incapaz, repleto de clientelistas y politiqueros, que construyen leyes para salvaguardar sus intereses. La mayoría de los congresistas han pasado a la cárcel o están investigados. La justicia, está desprestigiada y es generadora de toda desconfianza; perdida en maraña de trámites, impunidades, favorecimientos a los grandes ladrones; está a espaldas del pueblo. Se dice que los armados son bandidos, bandidos hay por todas partes, sin estar armados.
El modelo colombiano es perverso para todo, hasta para el control social de la gestión pública, porque quienes lo ejercen, son puestos en esos lugares, precisamente por quienes corrompen. Es la doble moral la que reina y se impone.
Al Estado, le queda imposible construir ciudadanía, como pretende, porque parte del mal ejemplo, nadie puede enseñar contradicciones. Un corrupto, no puede decirle al pueblo que sea honrado. Esa clase moral, está hecha con basura. Las escuelas mueren, la familia está descompuesta, la sociedad está degradada, el animal público se apodera de la función pública, toda la sociedad colombiana vive en riesgo. En el país no se vive, se sobrevive.
Sin embargo, el verdadero enemigo de los pobres en Colombia, son los mismos pobres, viven resignados, cuando se resigna a ser pobre, se pasa a ser delincuente con relativa facilidad.
Un pueblo no puede despertar para pedir limosna, se despierta es porque se debe estar conciente y consciente. En estos tiempos del cólera, hay ira e intenso dolor que se ha llevado a cuestas por muchas décadas. Los paros que se viven, es porque no se aguanta más. Es imposible resistir con TLC encima y varios gobiernos que se portan como Robin Hood siglo XXI que no es otro que el que le roba a los pobres para darle a los ricos. Todo el impuesto de los colombianos ha servido de atraco. El Estado colombianos se porta como un perro imbécil, que es aquel a quien se le tira un hueso carnudo-impuesto- y éste le devuelve un mordisco.
Claro, todos necesitamos que se nos protejan los derechos, precisamos por fuera de estos, alimento, techo, trabajo; pero ante
todo dignidad. Más vale que el Estado, como no reconoce estas cosas, debe estar dispuesto como mínimo moral, el escuchar y atender las exigencias de los alzados en “almas” para que contribuya a la solución de tantos problemas sociales que ha acarreado.
Como afirma Habermas, las comunidades exigen no democracia retórica sino democracia en efectivo, que no es otra que aquella que permite orientar los recursos públicos para resolver las necesidades colectivas y procurar el bienestar y la felicidad.
Desde Bolívar hasta Gaitán, estaba el ideario de construir y restaurar la moral y la justicia.
Ecologizar la política, es un imperativo, hay que limpiarla de tanta porquería porque se parece a “cambalache”.
Surge entonces, una idea, que es la que tengamos ciudadanos influyentes, que participen en la vida política contra todos estos flagelos, especialmente contra la corrupción y la injusticia social. Se trata de crear EL MOVIMIENTO DE LOS INDIGNADOS. El país posible está ahí, pero precisamos dignificar seres humanos y humanizar los territorios. Es preciso que la conciencia, el reclamo y la presión de los colombianos (as) contribuyan a desencadenar y fortalecer procesos, y será en el esfuerzo de hacer valer los derechos donde se consolide la conquista de autoestima y su dignificación, algo similar como lo que se hizo con el voto en blanco en Caldas, en el momento preciso cuando se está en la dicotomía: O ES LA LUZ O ES LA OSCURIDAD, la que nos gobierne.
Todo aquel que quiera estar en nuestro movimiento, claro que lo puede hacer, pero con meridiana claridad. Si viene de un túnel sin salida, busque siquiera un orificio de esperanza donde “LA LUZ ROMPA LA NIEBLA”. Si està atrapado, sin salida, haga de las rejas un espejo, mírese, póngale alas a libertad, rompa la jaula y vuele. La cosa está en uno mismo, es un reto contra uno mismo, para poder salir afuera a luchar por la libertad. Si le tiene miedo a la libertad ¡Quédese en la reja!.
En los indignados, cabe todo mundo. Es un movimiento para construir desde el disenso, buscar la verdad en el disenso. No tendremos dioses del saber, pero no vamos a desconocer a los que conoce, mucho menos a menospreciar sus saberes. Lo que vamos a pedir, es que todos los saberes, conlleve a la realidad para transformar el país.
El nombre de INDIGNADOS, será una propuesta, no un imperativo, podemos llamarnos de otra forma, lo importante es sabernos llamar. 
ENRIQUE ARBELAEZ MUTIS
enriquemutis@gmail.com
celular 3117245302
POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."