TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

10 de agosto de 2013

LA FUERZA DE LA INDEPENDENCIA


JOGE ALBERTO JARAMILLO VARGAS
Hace ya demasiados años que la política en Caldas tiene como sustento la lógica de las coaliciones; por una parte se encuentra la coalición A, histórica entre liberales Barquistas (ahora Franquistas) y conservadores yepistas en referencia a sus líderes, y la coalición B entre el Partido de la U y la línea conservadora Sierrista, referida a su jefe. Ambas coaliciones han gobernado a Caldas y a Manizales, imperando un discurso de buenos y malos. Si bien se enfrentan en las urnas, cuando se observan con atención sus diferencias encontramos que en realidad no son esencialmente distintas.

La coalición “A”, la del Yepo-Barquismo, ha sobrevivido a todo en los últimos 45 años: al Frente Nacional, al esquema Gobierno-Oposición de Virgilio Barco, al distanciamiento conservador del gobierno de Samper, a los escándalos y líos judiciales de sus mentores y al uribismo; hoy reposan calmas en la Unidad Nacional de Santos; no se encuentra una diferenciación ideológica o un proyecto de región, o una sola idea fuerza que los caracterice, ni en las materias de políticas públicas, ni en las formas en que hacen la política; su interés para juntarse radica en que de esta forma ganan siempre las elecciones departamentales para luego compartir el poder con la confianza consuetudinaria de haber sabido honrar sus acuerdos, no en pocas ocasiones, en detrimento del bien común, manejando a su antojo el derecho al trabajo de maestros y servidores públicos y privatizando la política.
La otra coalición, la que alberga al Partido de la U junto con una línea caldense del Partido Conservador, se ha enfrentado a la coalición Yepo-Barquista con una bandera de cambio que no ha sabido aprovechar, pues cuando han tenido la oportunidad de gobernar han seguido las mismas prácticas, salvo que en veces de una manera más moderna y sofisticada. Su actuación en Aerocafé es un magnífico ejemplo de responsabilidad política que hoy le cabe.
El Partido de la U en Caldas, creado a imagen y semejanza del presidente Uribe, y compuesto principalmente por disidentes de los partidos tradicionales, hoy se debate entre el gobiernismo y el uribismo mientras que su aliado, que lleva la marca del movimiento de “Salvación Nacional”, que en su momento representó con elegancia y elocuencia intelectual Álvaro Gómez Hurtado y que en su momento fue también en Caldas un fenómeno de opinión, tiene tintes no menos confusos, tanto en formas como en contenidos.
Salvo esporádicas excepciones, Manizales también ha sido gobernada a la manera de la coalición “A”. No nos han dado el cambio que nos prometieron, ni conocemos su proyecto de ciudad y de región. En otras palabras, son esencialmente iguales a los “malos”. Los últimos gobernantes han terminado mal y alguien tiene que asumir la responsabilidad, que en este entorno premoderno se pretende obviar presentando candidatos ajenos a esas prácticas, y siempre los ciudadanos caemos redondos, solamente para que terminen gobernando los que sabemos, cada uno con su pedazo de la torta.
Mientras tanto Caldas y Manizales son noticia en las páginas judiciales. La política se judicializó llevándose la confianza de los ciudadanos en sus representantes a un hueco negro. Un gobernador muy popular destituido haciendo campaña abiertamente por un candidato de la coalición opositora demuestra que no basta con elegir hombres probos, se necesita además elegirlos sin esas maletas tan pesadas que traen, que los llevaran tarde o temprano a una disyuntiva siniestra: o se enfrentan a seguir órdenes, para, por ejemplo, “manejar” la licorera o para nombrar 1.000 maestros, o terminan enfrentando problemas de todo orden -políticos, judiciales, personales y más,- y en eso no hay tampoco diferencias entre las coaliciones.
Este “régimen” para un bien traído Álvaro Gómez Hurtado, es el régimen que hay que derrotar para sorpresa del mundo el 25 de agosto y en todas las elecciones posibles; estamos despertando, ellos nos quieren hacer creer, con el desgastado e increíble discurso de buenos y malos, que la opción independiente no tiene fuerza y es una pérdida del voto para el candidato “bueno” a favor del candidato “malo”; otros quieren inflar la independencia para dividir los votos; empero el verdadero voto perdido es el que nos condena a seguir gobernados por las coaliciones, quienes son las que realmente gobiernan, no los hombres probos y ajenos a la política que hoy nos presentan como sus candidatos.
Eugenio Marulanda representa el cambio en Caldas y un revolcón necesario para cambiar nuestro futuro; aquí no hay ni buenos ni malos, aquí lo que votamos es una política de coaliciones para hacer más de lo mismo, o una opción independiente que regrese la política hoy privatizada a los ciudadanos.
------------------

El verdadero voto perdido es el que nos condena a seguir gobernados por las coaliciones, quienes son las que realmente gobiernan, no los hombres probos y ajenos a la política que hoy nos presentan como sus candidatos.
POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."