TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

2 de junio de 2013

GODOFREDO CÍNICO CASPA

no se sabe que es más sorprendente: 
si que haya gente que se moleste por lo que dice este personaje... 
o que haya gente que se identifique con él.

Godofredo Cinico Caspa
Petro: ¡A la basura!
No hubiera querido referirme esta semana otra vez al mequetrefe ese que anda de gorra por la capital del país dizque gobernando, a pesar de todo lo que le hemos inventado para desacreditarlo.
Sí, ya saben, el pelafustán del Petro, a quien ahora le ha salido de su mente truculenta e históricamente subversiva, la peligrosa idea de estatizar varias cosas lindamente privatizadas desde cuando el neoliberalismo (idea cimera, doctrina celestial que permite que ganemos todo sin dar nada) fue entronizado por un ser de cristal como es César Gaviria.
Le ha dado por la pendejadita de privatizar la recolección de basuras, una labor empresarial que ha sido reconocida como pingüe negocio de cuatro beneméritas empresas en Bogotá y que le ha permitido a más de un propietario tener yate en las Bahamas y preferencias en la Dian.
Si en lugar de atajarlo como sea, lo dejamos seguir con sus ideas sublevadoras de la apaciguada grey, va a querer estatizar otras empresas maravillosas que le sirven a Bogotá con el desinterés propio de quien solo pretende productividad y dividendos como menudencias para echar en la sopa de la riqueza.
Va a querer que Codensa vuelva manos del vulgo a través del impuro ejercicio de la propiedad estatal, o va a comprar la parte de la ETB que logramos ganarnos en sana puja financiera.
Es capaz hasta de tratar de estatizar la Policía Metropolitana que en proporción importante no solo actúa en defensa de lo privado y contra el público, sino que es ejemplo de cómo una institución bien manejada puede convertirse en agencia de rebusque y de avance social, al permitir que no pocos de sus miembros actúen de manera “FreeLancer” cobrando contribuciones de la gente en lindas alcabalas con atención personalizada. Ese ejercicio de rebusque privado de muchos de nuestros policiales, especialmente en la pulquérrima policía de tránsito, es lo que permite la manutención de miles de familias y la movilidad social de mis queridos tombos.
Al holgazán del Petro se le ha olvidado que la palabra Capital viene justamente del capital, del ejercicio del libre mercado. Lo que queremos, en consecuencia, la gente decente y alba de Santa Fe es el capitalismo,  y no versiones trasnochadas del intervencionismo de Estado.
¡Cuál Bogotá Humana! Eso incluye a demasiada gente, mejor dicho a todo el mundo. La inclusión, la equidad y el reparto, son teorías y tendencias claramente terroristas que van en desmedro de la organización piramidal de la sociedad. Necesitamos una Bogotá Animal, donde la gente del pueblo trabaje como bestia, sin derecho a relinchos ni remilgos. O bien, una Bogotá Vegetal,  donde la gleba trabaje de planta sin chistar, tercerizada, en el rebusque o explotada, como debe ser, en el orden ético del arriba y del abajo, en la maravilla conceptual de los traídos y los llevados.
Quiere el aventurero del Petro echar al traste la magna obra de un conservador de raca mandaca como Andrés Pastrana, que cuando fue alcalde inteligentemente dejó que la EDIS acabara de decaer para privatizar lo de las basuras.
¿Querrá el comandante Gustavito estatizar Transmilenio y devolvernos a los tiempos cuando funcionaba bien la Empresa Distrital de Transportes Urbanos, con sus chatos y troleys “limpios” pero que no le daba un peso a la gente que por tradición debe ganar?
Y viene el Petro a decirnos que va a hacer que sean los recicladores (esos desechables mugrientos, basuqueros que dañan el paisaje urbano) empresarios y dueños del negocio del muladar ambulante. Que serán los ñeros quienes tendrán empresas de recolección. ¡No me hagan reír que tengo un labio partido de la U! ¿Se imaginan ustedes a los embalados del Bronx manejando camiones trituradores? ¡Se los terminan fumando!
Que quiere Petro hacer un verdadero reciclaje de basuras en Bogotá; eso es atentar directamente contra la libre empresa. El reciclaje y demás cretinadas ambientalistas de viejos verdes es peligrosísimo. Implica que la industria, por ejemplo, venda menos y más barato. Que se recuperen cosas que dan plata  contaminando y engrosando los botaderos.
Los ambientalistas son terroristas que se esconden detrás de los árboles, en los páramos que quieren proteger, en los bosques que no sirven sino para ocultar guerrilleros. Que la minería extensiva y desaforada acabe con todas esas zonas donde florece la subversión. Que saquen el oro y el coltán para que nuestros benefactores del Norte puedan darnos una platica por debajo de la mesa. Disque se va a acabar el agua. ¡Pamplinas! Mientras Ardila Lulle la envase siempre habrá. ¿O es que quieren tomar gratis como lagartos, cual Poncho Rentería en coctel?
Si Petro quiere reciclar, pues que se recicle él mismo. Que se mande a empacar en tres canecas: las gafas y la gorra en la de plástico, su plan socialista en la de papeles y sus neuronas en la de residuos orgánicos.
Va a tocar como van las cosas, aumentar y consolidar la campaña de medios contra Petro. Toca hacerle más daño, inventarle que tiene la culpa de todo, culpable, de que el bus de Transmilenio se rompió en dos, que la ley 100 y la mala atención en salud es culpa de él. Esa es la manera más limpia de derrotarlo.
Invoco desde esta tribuna para que prohombres y magnates de la prensa sigan en el lindo complot contra Petro. Que El Espectador, Caracol Televisión (donde controla la vaina un muchacho espléndido, Luis Carlos Vélez, que sí sabe cómo la opinión propia se puede vender en empaque de noticia), Yamid el Magnífico y demás colegas objetivos y neutrales, no cejen en su empeño de desprestigiar al impostor. Petro es culpable hasta que se demuestre lo contrario, culpable de las lluvias, de las cositas que dejó esparcidas y untadas de popó nuestro siempre adorado Samuel Moreno.
No dejemos que las tesis aventureras de la izquierda cojan camino. Esa vaina del M-19 que quería “un país de propietarios” es una forma disfrazada de hacer la revolución. ¿Cómo así que todos propietarios? ¿Hasta los ñeros y cartoneros propietarios? Y entonces ¿quién gana, quien especula, quien pone a mover el capital? Si todos fuéramos propietarios se instauraría la inconveniente igualdad. La redistribución de la riqueza es atraso. No nos dejemos coger ventaja porque nos quitan las ventajas.
Además, si las cosas le salen bien al Petro y le suena la paz al otro truhán del Santos, hasta nos toca mamarnos en un futuro cercano un gobierno similar ¡pero a nivel nacional!  Se imaginan que en nombre de la inmunda soberanía se estaticen la Drummond o Cerromatoso. ¡El acabose!
Razón tiene Su Santidad el Procurador en advertir que darle la recolección de basuras a la Empresa de Acueducto es acabar con la competencia y la libre empresa. Es decir, ¡acabar con Dios!
No elijan más ex guerrilleros porque son desperdicios, despojos,  bazofia, desechos, restos, sobras, cochambre…

Petro y la Constitución del 91 ¡a la basura!
POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."