TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

24 de marzo de 2013

Epidemia de mentiras

El Mundo por dentro y por fuera


«Me preocupa la reciente epidemia de mentira y engaño que ha infectado el discurso público en una variedad de ámbitos. Veamos el caso de la fabricación del escritor científico Jonah Lehrer de detalles triviales en su libro de no ficción, Imagine: How Creativity Works —que en consecuencia ha sido retirado de las librerías por su editor—. O la fabricación del psicólogo social Dietrich Stapel de datos empíricos publicados en más de 50 artículos— de los que la mayoría se acabaron retractando las revistas. O los muchos años de ciclismo de Lance Armstrong potenciados por el dopaje ilegal, terminando con la retirada de sus siete victorias del Tour de Francia y un destierro de por vida del deporte.
Por un lado, estas conductas problemáticas son cada una resultado de un avance tecnológico distinto o de un cambio en el clima social. El atractivo actual que sienten las masas por la literatura sobre psicología social y la ciencia social han resultado un filón para gente creativa e inteligente como Lehrer y Stapel, que lograron ganar un nivel de fama escribiendo sobre ciencia social que era, hasta hace poco, inconcebible. Y Armstrong tuvo la suerte (o la desgracia) suficiente de prosperar en un momento en que la tecnología de dopaje en la sangre se hizo en gran parte indetectable. 

Pero estos cambios en el marketing de la ciencia y el interés masivo, y las técnicas de dopaje en la sangre, son solo causas locales de esta epidemia. Existe también una causa psicológica más amplia y profunda, que hace tiempo que se ha desarrollado; ha sido parte de la naturaleza humana durante toda la historia evolutiva. El mecanismo psicológico que motiva y facilita estas conductas corruptas es el "orgullo arrogante" —el sentimiento emocional de arrogancia, egotismo y superioridad que lleva a las personas a vanagloriarse, a mentir, a engañar y a amedrentar a los demás para sacar ventaja. 
El orgullo arrogante es diferente del orgullo más triunfante y seguro de sí mismo que generan los logros ganados honestamente. Mientras el orgullo auténtico motiva el trabajo duro, la persistencia y el interés empático por los demás, el orgullo arrogante genera hostilidad, agresión, intimidación y prejuicios. Y esto tiene sentido, porque sentirse arrogantemente orgulloso no significa sentirse verdaderamente bien con uno mismo; no es una verdadera sensación de autoestima. En su lugar, el orgullo arrogante implica sentimientos inflados, falsos y superficiales de grandiosidad, que se utilizan estratégica y defensivamente para compensar unas inseguridades muy arraigadas y a menudo inconscientes. La gente que suele sentir orgullo arrogante son narcisistas, pero tienen una baja autoestima y una tendencia a la vergüenza. Su arrogancia es su manera de hacer frente y de mantener ocultas sus propias dudas, parcialmente ocultas. Y, como es mejor sentir cualquier tipo de orgullo que vergüenza, aquellos que tienden a sentir orgullo arrogante buscan mantenerlo a cualquier coste. Esto significa encontrar constantemente nuevas maneras de autopromoción, de destacarse a sí mismos y de menospreciar a los demás. Como una droga, el orgullo arrogante hace que sacar ventaja parezca esencial, como la única manera de mantener esas inseguridades a raya. Pero las inseguridades surgen a veces a la superficie de la conciencia, recordando a los propensos al orgullo arrogante que no son lo suficientemente buenos, lo suficientemente listos o lo suficientemente rápidos, dejándoles sin otra opción que ir más allá de lo que pueden conseguir por sí mismos. Usan la fuerza, la agresión, la mentira y el engaño para mantener el poder y el orgullo de los que han llegado a depender. Y, como efecto colateral, el orgullo arrogante les hace sentirse invencibles, convenciéndoles de que pueden salir adelante con sus aborrecibles conductas. 
El evolucionado deseo de sentir orgullo arrogante, que subyace a la motivación humana universal de escalar en la jerarquía social, no es un desarrollo nuevo. Lo que es nuevo es que los abusones que lo sienten tengan un verdadero púlpito. Lehrer y Stapel no fueron los primeros escritores o científicos que buscaron la fama, pero estaban trabajando en un nuevo ambiente donde la ciencia y la escritura científica eran un medio viable de obtener la fama. En cuanto a Lance, es justo decir que al salir de un cáncer casi fatal para ganar la carrera mundial más difícil siete veces, se convirtió en el primer ciclista profesional en lograr el mismo renombre que una estrella de cine. 
¿Cuál es la solución a mi preocupación? Idealmente, las instituciones desarrollarán mejores tecnologías para coger a los mentirosos y a los estafadores, y reforzarán penalizaciones más severas contra ellos, de modo que el equilibrio del riesgo compensatorio se incline en la otra dirección. Pero puede haber otra solución, también. No podemos evitar que la gente sienta orgullo arrogante; es parte de la naturaleza humana, y, dado que el poder proporciona beneficios económicos y reproductivos, es evocativamente adaptativo. Pero sí podemos estar alerta ante la presencia de esta emoción y sus inconvenientes, y detectarla antes. No es difícil reconocer la arrogancia; la investigación de mi laboratorio ha descubierto que la gente identifica con mucha precisión y rapidez a los miembros más dominantes de su grupo social —los que sienten el mayor orgullo arrogante—. Lo que es más difícil es evitar caer presa de la influencia manipuladora de estos individuos; desenmascararlos en vez de garantizarles el poder. ¿Es esto siquiera posible? Puede, pero solo si empezamos a cuestionar las historias de éxito donde es más reconfortante sentir que son ciertas. Esto significa sacrificar el orgullo colectivo que sentimos cuando disfrutamos de los aparentes logros, e incluso del orgullo atrevido, de nuestros héroes culturales. Alentando, o como mínimo permitiendo la arrogancia de los demás, alimentamos el orgullo que puede dar lugar al engaño a gran escala e incluso al delito, y agrandar aún más la brecha entre los verdaderos logros y las meras recompensas.»
POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."