TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

14 de marzo de 2013

El soborno disuasivo



Debilitar las resistencias de una comunidad mediante dádivas a un número considerable de sus miembros no es un método delictivo. Es una modalidad ética y políticamente repugnante. En las épocas más bravas del sindicalismo, por ejemplo, era lo que se hacía con los tristemente célebres esquiroles, de donde salieron miembros notables de la futura aristocracia obrera.
El método no es nuevo. Un solo ejemplo: las "gestiones" que el Cerrejón ha estado haciendo con miembros de la etnia wayú para conseguir que la comunidad apoye el desvío del río Ranchería, en cuyo lecho se encuentran 500 o 600 toneladas de carbón. Otra vez la pelea: un bien natural y culturalmente intangible, amenazado por la codicia de los explotadores del suelo.

El caso pasó de las denuncias de medios de comunicación y columnistas a los pronunciamientos del representante Simón Gaviria, quien reconoció que en "las actas de preacuerdos para el proceso de consulta previa se están realizando pactos con los dirigentes de la comunidad, buscando su apoyo al proyecto a cambio de lanchas, carrotanques, rellenos para zonas inundadas, alambre de púas, construcción de una cancha deportiva y hasta hilo para hacer artesanías".
Por supuesto que el método no tiene la fuerza coercitiva de las ofertas que hacían y siguen haciendo los mafiosos para adquirir viviendas, fincas y otros bienes, muchas veces por encima del precio real. De esa perversión criminal salió la frase 'vende usted o le compro a la viuda'.
Del poder coercitivo de las armas de los paramilitares (falta el inventario de propiedades agrícolas de las guerrillas) se valieron los nuevos propietarios rurales para modificar a su favor y radicalmente el sistema de tenencia de la tierra en Colombia. Pero, aunque el método empresarial no llegue a estos extremos (en muchos casos financió la criminalidad), hace uso de una posición de fuerza sustentada en la riqueza.
Lo mismo está sucediendo en zonas donde se imponen la consulta previa y la concertación de proyectos de explotación agrícola o minera con las comunidades afrocolombianas. Incluso en zonas suburbanas donde se desarrollan proyectos inmobiliarios. Los métodos para debilitar la coherencia del grupo siguen siendo dos: la amenaza directa o el soborno disuasivo. El primero es expeditivo; el segundo, de efectos más lentos y a mediano plazo nefastos: la desaparición del sentido de comunidad.
La multinacional carbonífera ha preferido la sutileza disuasiva de dividir para reinar. Su método es más "civilizado", pero está basado en la indignidad ética de valerse de una posición de fuerza económica para vulnerar el derecho a la unidad solidaria. La diferencia entre disuadir y corromper no es mucha.
En su columna del domingo pasado[1] Alfredo Molano reseñaba con rabia justa los métodos que con timidez y sin la firmeza necesaria apenas ahora llaman la atención del Gobierno.
"No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un 'monumento al atraso' -decía José Mujica, presidente de Uruguay en el Foro de Río-. Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado, sino que tenemos que gobernar al mercado."
Frente a esta corriente corruptora solo quedan dos actitudes: aceptar de manera pusilánime que no se puede detener la corriente arrasadora del "progreso", o responder con entereza ciudadana que eso no es lo que queremos para "superar" la pobreza, ni ese es el país de ruinas y escombros que nos justifica como seres humanos.
Autor Óscar Collazos collazos_oscar@yahoo.es
eltiempo.com  Sección Editorial - opinión

POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."