TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

19 de marzo de 2012

La próxima gran burbuja

Natalia Springer

Favorecer y aprobar la explotación de oro en páramos y zonas protegidas de las que depende nuestro consumo de agua dulce es decisión suicida.
Debate sobre distribución y explotación de recursos naturales está ligado al sentido de la justicia.
Los disturbios originados en la construcción de la represa de El Quimbo nos devuelven a una reflexión urgente: nos montamos en un modelo de desarrollo descontrolado, cuyos efectos se suman con fuerza a las innumerables presiones sociales, económicas y ambientales que hacen de la nuestra una sociedad en ebullición. Pero ese modelo de desarrollo no es decisión de este gobierno. Es esa economía del desenfreno que se ha convertido en la fuerza que orienta la dinámica global y que nos conduce a todos, inevitablemente, a una quiebra sin precedentes. ¿Podemos bajarnos de esa locomotora desastrosa?
Esta no es una cuestión de ideologías. Nada más desolador que la devastación de los recursos ocurrida en el marco de la Unión Soviética o en la China, la gran potencia socialista que, junto con los Estados Unidos, es también la nación más contaminante del planeta. La cuestión es mucho más compleja: compromete nuestro actual entendimiento del desarrollo, del bienestar y la riqueza. Por eso, la discusión y las decisiones sobre el modelo de desarrollo que nos conviene debe estar desprovista de ese abundante dogmatismo casi religioso que nos asiste: ¿qué debe prevalecer: los derechos de un grupo indígena sobre su territorio ancestral o el derecho de la nación a producir la energía que necesita para cumplir con sus metas en educación, salud y reducción de la pobreza extrema? Es, por lo menos, un debate abierto.
Lo que sí está clarísimo es que el desarrollo no se producirá en el marco de esa devastación ofensiva y abiertamente inconstitucional de nuestros recursos estratégicos. No solamente disponemos de un detallado recuento histórico, como el que hace Jared Diamond en Collapse, con notables ejemplos de sociedades y culturas extintas por causa de la devastación irracional de los recursos. También contamos con alarmantes indicios actuales: el Global Footprint Network ha calculado que el 27 de septiembre del 2011 fue el día en que la demanda de la humanidad por recursos en este año superó lo que la Tierra puede regenerar en ese periodo ('Earth Overshoot Day'). Los seres humanos financiamos los déficits liquidando los recursos naturales disponibles y acumulando desechos, principalmente CO2, en la atmósfera, lo que significa que el "presupuesto ecológico" de la Tierra el año pasado solo duró tres cuartos del año, y el gasto anual final fue del 135 por ciento de los recursos disponibles.
La elección de nuestro modelo de desarrollo es, por sobre toda consideración, una cuestión de seguridad nacional siendo Colombia uno de los países con mayor exposición a desastres por causa del cambio climático: el número de desastres humanitarios desencadenados por un riesgo natural se ha duplicado en cada década desde los años 60. El costo económico de estos fenómenos se ha multiplicado por un factor de 14 desde los años 50. Se calcula que en la década 1994-2003 un promedio de 255 millones de personas del mundo fueron afectadas por desastres naturales cada año, con un promedio anual de 58.000 muertos y de 67.000 millones de dólares en daños económicos. Favorecer y aprobar la explotación de oro en páramos y zonas protegidas de las que depende nuestro consumo de agua dulce, no solo es una decisión estúpida y antieconómica, es, sobre todo, una decisión suicida.
El debate sobre la distribución y explotación de los recursos naturales también está estrechamente ligado al más profundo sentido de la justicia, o a lo que Hans Jonas ha identificado en Prinzip Verantwortung como la "ética del futuro", una ética que nos obliga a velar por el bienestar de las generaciones venideras y nos obliga a garantizarles la posibilidad de acceso a los recursos disponibles en igualdad de condiciones.
@nataliaspringer
POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."