Algunos han despilfarrado las fortunas que heredaron, otros han cometido delitos y aprovechado su posición para evadir la ley, otros simplemente no han podido lidiar con el peso de ser hijos de poderosos y han errado por la vida. El diario La Nación de Argentina escogió a los hijos de los famosos más problemáticos, aquellos que han sido una piedra en el zapato para sus padres. Entre los elegidos están Tomás y Jerónimo Uribe, los hijos del ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez. 

Estos son los hijos problema del poder.


 
Los hijos del dictador libio, capturado y ejecutado en octubre de 2011, heredaron de su padre el gusto por los excesos y el abuso del poder. Pagaron millonarios conciertos privados a artistas tan reconocidos como Beyonce o Mariah Carey. Continuamente cometieron abusos de autoridad. Luego de la caída del régimen de su padre, tres de ellos murieron, otros escaparon y uno fue detenido.



Los dos hijos del ex mandatario colombiano Álvaro Uribe prefirieron quedarse en Colombia durante la administración de su padre, que duró 8 años. Mientras estudiaban en las mejores universidades del país, hicieron crecer como espuma sus negocios personales, Jerónimo comerciando artesanías, y Tomás liderando una empresa de reciclaje. Ambos terminaron enredados por los beneficios recibidos para el montaje de una zona franca en Cundinamarca. Por otro lado, Tomás tuvo que responder por, presuntamente, gestionar notarias para varios de sus amigos.

   

A sus 48 años, este miembro de la realeza belga, no ha madurado en nada. Es la vergüenza de la monarquía de su país. Lorenzo es aficionado a la velocidad, a maltratar a las mujeres y, sobre todo, al dinero. Es tal su obsesión, que se dice que incluso regatea el valor de una pizza. Ha estado involucrado en escándalos por desvío de fondos a su favor. Le gusta el dinero, pero el dinero fácil. Su padre, Alberto II, siempre acude para salvarlo.

  

Ni su madre, ‘La dama de hierro’ Margaret Tatcher, ha logrado enderezar a su hijo, el descarriado Mark Tatcher. Su ambición por el dinero lo llevó a hacer oscuros negocios. Ha sido relacionado con venta de armas a Oriente Medio. No se graduó como profesional y en 2004 fue detendio por financiar un intento de golpe de Estado en Guinea Ecuatorial. Los Estados Unidos le negaron la visa. Fue muy cercano al dictador chileno Augusto Pinochet, con quien negoció contratos de armas. Es dueño del portal The daily mail.



 
Gulnora Karimova (Hija del Presidente de Uzbekistan) es una conocida protagonista de las páginas de sociales. Es conocida por ser protagonista del jet set y juntarse con celebrities como Sharon Stone. Violando una orden judicial, sacó a sus hijos de Estados Unidos y ordenó deportar a la familia de su ex pareja de Uzbekistán.


  

El 19 de febrero de 1960, cuando el príncipe Andrés (hijo de la reina Isabel de Inglaterra) nació, su madre, la reina Isabel de Inglaterra, no se imaginaba los problemas que le traería. Desde hace varias décadas, Andrés ocupa las primeras planas de los tabloides por sus escándalos: relaciones con hijos de ex dictadores y traficantes de armas. También por los excesos de su ex esposa Sarah Ferguson, duquesa de York. Andrés vendió su mansión en el campo por un precio exorbitante, 19 millones de dólares, lo que causó un rechazo general.




Los cuatro hijos de Lula da Silva le significaron a su padre varias molestias. Los jóvenes pasaron vacaciones como cualquier magnate y compraron bienes millonarios. Uno de ellos, como afirma el diario La Nación, recibió un sueldo del Partido de los Trabajadores a distancia, sin haber pisado nunca una oficina.




Hijo del ex presidente de Emiratos Árabes. Luego de acusar a un comerciante de origen afgano, lo sodomizó, le prendió fuego y derramó sal en sus heridas.





El hijo mayor del recientemente fallecido líder norcoreano fue detenido en el aeropuerto de Tokio en 2001 portando un pasaporte con falsa identidad. Al parecer, el hombre solo quería viajar a disneylandia con su hijo y su esposa. Su padre, iracundo y humillado, le negó el derecho de sucederlo en el poder.