TALLER NACIONAL PROGRESISTA

El 14 de septiembre se llevará a cabo un taller nacional progresista con la idea de debatir la participación del progresismo en la propuesta de integración con el partido Verde y con el movimiento Compromiso Ciudadano, entre otros grupos y sectores.
En la página central de Progresista (http://www.progresistas.co/) encontrarán información complementaria.
El día anterior, jueves 13, se reunirán los jóvenes para analizar su situación dentro del progresismo, y para acercar posiciones sobre el que hacer en estas circunstancias.

PROGRESISTAS

Primer Movimiento Político
de construcción colectiva del siglo XXI

¿QUÉ ES SER PROGRESISTA?

ALGUNOS LO DEFINEN COMO UNA ACTITUD, Y TIENEN RAZÓN. OTROS LO ENTIENDEN COMO UNA CONCEPCIÓN DEL ESTADO, Y TAMBIÉN TIENEN RAZÓN. PERO LOS QUE PERTENECEMOS AL MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTA SABEMOS QUE ES UNA PROPUESTA POLÍTICA ALTERNATIVA, CUYA DEFINICIÓN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN Y CUYA ORGANIZACIÓN ESTÁ EN PROCESO, Y QUE HA HECHO PRESENCIA EN LA POLÍTICA NACIONAL DESDE HACE MUCHO TIEMPO. (Julián Mejía B.)

Al final del blog encontrarán una propuesta, escrita por Julián Mejía Botero, que de paso recoge otras propuestas y aporta construcciones colectivas hechas en Caldas, y sobre la que podemos seguir buscando consensos. Los invitamos a que la lean y opinen al respecto.

VÍDEO PROGRESISTAS CALDAS

14 de agosto de 2008

DANIEL GARCIA-PEÑA: Comunicado a la Opinión Pública

Este comunicado se originó en Junio de 2008 pero en el Colectivo lo conocimos hoy y tiene importancia porque es la posibilidad de defensa que el Polo no le brindo a Daniel García-Peña, recurriéndose en su momento a una campaña de desprestigio que en regiones como Caldas cayó en terreno fértil y del que se aprovecharon en su momento los 'dirigentes' de los partidos y grupos dentro del Partido para justificar un comportamiento, discutible, del presidente del Partido y que generó una crisis que hoy no está resuelta del todo.

DANIEL GARCIA-PEÑA Comunicado a la Opinión Pública
En estos días se han presentado en los medios masivos de comunicación múltiples especulaciones a raíz de mi renuncia motivada como Secretario General del partido y en particular sobre el manejo que yo le di a la campaña institucional de publicidad para las elecciones de octubre del 2007.
Siempre he estado y estoy dispuesto a dar las explicaciones y realizar los debates correspondientes a mi gestión. Lo que no acepto es que se siga jugando con mi buen nombre. Es mi deber informar lo sucedido a quienes constituyen la vida y alma del Polo, sus afiliados y afiliadas, con el mayor detalle y precisión posible, para que cada uno tenga elementos veraces sobre los cuales se forme su propia conclusión. Fui yo quien primero advirtió sobre las dificultades financieras relacionadas con la campaña de publicidad institucional, incluso antes de las elecciones, al saber que no llegarían a materializarse las expectativas que se tenían de donaciones, y al conocer las graves equivocaciones cometidas en las proyecciones de la reposición de votos por parte del equipo administrativo, situación que luego fue agravada por los muy pobres resultados electorales a nivel nacional, con la excepción de Bogotá y Nariño.
Reconocí desde el comienzo problemas de procedimiento y me dediqué desde ese entonces a garantizar que el alto nivel de endeudamiento no afectara el normal funcionamiento del partido y que, por lo contrario, pudiera seguir fortaleciéndose.
Las grandes decisiones de la campaña fueron tomadas de manera colectiva, incluyendo al Dr. Carlos Gaviria, y en estrecha coordinación y articulación con la campaña Samuel Alcalde, entre ellas la más importante que fue meternos en televisión para la cual era sabido que el presupuesto de $500 millones que había para toda la campaña en todo el país era insuficiente.
En cuanto a la implementación de estas determinaciones en acciones concretas y las negociaciones correspondientes con los proveedores, las asumí yo, en medio de los afanes y premura propios de las campañas electorales, igual a como lo había hecho de manera idéntica en 2006 como gerente de la campaña Carlos Gaviria Presidente, con la inmensa diferencia de que en ese momento las expectativas iniciales de votación y de donaciones fueron ampliamente superadas.
Tomé decisiones pensando siempre en lo que consideré era lo más beneficioso para el partido, sobre asuntos que eran conocidos ampliamente, ya que al fin al cabo se trató de una campaña nacional de televisión, “amarillo, color esperanza”, que salió al aire el 1 de octubre y que por el manejo de la divulgación tuvo gran impacto en el país entero.
Tengo la mejor opinión del Dr. Carlos Gaviria y me honra ser una de las personas que en 2002 lo convencimos meterse en la lucha partidista y electoral. Lo respeto y admiro como hombre de ideas y defensor como pocos de las causas de los débiles y los perseguidos. Es precisamente ese carácter académico, lejos del político de corte tradicional, lo que lo convierte en símbolo de una política alternativa y fue la razón por la cual millones de compatriotas le dieron su voto en las pasadas elecciones presidenciales.
Pero eso también significó que en la práctica, buena parte del cotidiano funcionamiento del partido recayera sobre el Secretario General, incluyendo varias labores propias del Presidente como Representante Legal. De hecho las dos funciones más complejas y de mayor responsabilidad política y ética del proceso electoral, el otorgamiento de los avales y la posterior rendición de cuentas de los más de seis mil candidatos y candidatas, fueron delegadas a mí como Secretario General.
Siempre asumí estas responsabilidades con el mayor empeño y dedicación y con el propósito de aliviarle cargas al Dr. Gaviria permitiéndole dedicar su tiempo y energías a tareas fundamentales del partido en la campaña, particularmente acompañar a nuestros candidatos y candidatas a lo largo del país, jamás para ocultarle nada y mucho menos para desautorizarlo.
Toda esta situación relacionada con la campaña de publicidad institucional fue conocida y analizada ampliamente en su momento por la Comisión de Asuntos Administrativos y Financieros, así como por una subcomisión administrativa especial designada por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en noviembre y que rindió sus informes en diciembre del 2007. Quedó claro que sí bien existieron fallas de tipo procedimental, había plena certeza sobre los destinos de los recursos y la existencia de sus respectivos soportes contables. En febrero del año en curso, la Revisoría Fiscal y la Auditoría Interna del partido presentaron sus respectivos informes a la Dirección Nacional y, por mi parte, presenté un Informe de Gestión, en el cual hago una explicación detallada de todo lo relacionado con la campaña, el cual anexo a esta carta.
Por tanto, cuando el 29 de mayo de 2008 el CEN tomó la decisión de carácter político de ratificarme como Secretario General por una importante mayoría, lo hizo después de haber analizado lo sucedido meses atrás y de escuchar en varias ocasiones con detenimiento las opiniones y consideraciones del Dr. Gaviria al respecto.
Es así que la decisión del Dr. Gaviria de renunciar a la presidencia del partido como reacción a esta determinación, a todas luces violenta el principio básico de la democracia de respetar las reglas establecidas y acordadas y de acatar las decisiones tomadas por las instancias competentes. Ante esta situación, el CEN designó una comisión especial para buscar salidas y superar la crisis como había sucedido en las anteriores ocasiones en las cuales el Dr. Gaviria había presentando su renuncia por sus desacuerdos con decisiones tomadas.
Sin embargo, al revelarse lo acontecido en los medios de comunicación, la posición del Dr. Gaviria se volvió inamovible al rechazar la propuesta que la comisión especial había adoptado por consenso con la frase: “se va Daniel o me voy yo”.
Mi decisión de presentar la renuncia el 9 de junio ante el CEN fue motivada en consideración de las nuevas circunstancias generadas por la intransigencia de Gaviria, mi convicción de que la puja absurda era altamente inconveniente para el partido y atentatoria contra la unidad por la cual tanto he trabajado y mi deseo de que en vez de estar enfrascados en disputas internas y el canibalismo entre propios, el Polo se dedicara a comunicarse con el país. No tuvo nada que ver con unas supuestas “nuevas revelaciones” sobre las cuentas de la campaña como lo afirmaron algunos medios.
Insinuar que quienes votaron a favor de mi ratificación lo hubieran hecho para cohonestar con prácticas no éticas propias de los partidos tradicionales, como lo hizo el Dr. Gaviria la noche de mi renuncia ante los medios, constituye no sólo un irrespeto para conmigo sino también para quienes me respaldaron y para el partido en su conjunto.
Le he dedicado mi vida pública a la causa de la democracia y la paz en Colombia, y en esa lucha le he entregado los últimos años a construir el Polo como necesidad histórica para superar el odio y la guerra que han dominado y siguen dominando a nuestro país. Me voy de la Secretaria General pero no me voy del Polo. Seguiré trabajando, como lo he venido haciendo sin descanso, por su consolidación, crecimiento y sobretodo por su unidad.
De hecho, una de las principales labores que siempre ejercí como Secretario General fue la de intentar mantener la unidad del partido, tarea que emana del mandato supremo de los afiliados y afiliadas más que del manual de funciones.
En medio de las fuertes tensiones que dominaron la consulta para escoger nuestro candidato o candidata a la Alcaldía de Bogotá, me correspondió mantener comunicación fluida con la Dra. Maria Emma Mejía y con las demás precandidaturas. Durante el debate público entre Carlos Gaviria y Gustavo Petro sobre la posición del partido frente a las FARC en septiembre 2007, en medio del cual de hecho se tomaron buena parte de las decisiones en materia de publicidad, fui quien sirvió de intermediario para lograr la superación de esa crisis. A finales del año pasado y a comienzos de éste, me dediqué a la tarea de garantizar que Lucho Garzón asistiera a la Dirección Nacional y abandonara su idea de formar tolda aparte, convencido como lo estoy que la principal fortaleza del Polo es su pluralismo y la diversidad de sus liderazgos fuertes.
Esta actitud unitaria, sin embargo, muchas veces chocó con las miradas más sectarias de algunos que siguen pensando más en los intereses propios de su tendencia que en los de Polo y del país.
Quiero agradecer de manera especial a quienes me mostraron su apoyo en el proceso de ratificación: los senadores Gustavo Petro, Iván Moreno, Luis Carlos Avellaneda, Jaime Dussán, Jorge Guevara, Parmenio Cuellar, Alexander López y Jesús Bernal; los representantes Germán Navas y Pedro Vicente Obando; los amigos en el CEN de Samuel Moreno, Lucho Garzón y Angelino Garzón; Gloria Cuartas, Nelson Berrío y todos los amigos del PUP, Gloria Flórez, Guillermo Asprilla, Patricia Lara, Marcelo Torres y todos los del PTC, Guillermo Alfonso Jaramillo, Carlos Romero, Carlos Vicente de Roux, Antonio López y Antonio Sanguino, Lilia Avella, Leonardo Echeverri, Oscar Gutiérrez, Mauricio Trujillo, Alejandro Gutiérrez, Antonio Peñalosa, Dalila Gómez, Lucila Rubio, César Manrique, Carlos Rosero, entre muchos otros y otras.
Pero sobre todo, gracias a las muchísimas expresiones de apoyo y solidaridad que he recibido en estos días por parte una inmensa diversidad de personas del Polo y por fuera del mismo. Es a esos hombres y mujeres libres que se la juegan por el Polo a lo largo del país a quienes en últimas les debo el profundo agradecimiento por haberme dado la oportunidad durante los catorce meses que estuve al frente de la Secretaría General de contribuir en la construcción de la más importante opción de poder que hoy tiene nuestro país, el Polo Democrático Alternativo. En las palabras del caudillo Jorge Eliécer Gaitán, que hoy tienen más vigencia que nunca, “en el país se palpa y se siente una situación anómala que en vez de ser motivo de crítica, debe ser razón de entusiasmo.”


Para conocer el informe completo (versiones PDF y WORD) visite este vinculo: http://danielgarciapena.org/drupal/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reconocemos y respetamos la diferencia.
Esperamos que Usted haga lo mismo.

POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: PROGRESISMO, Nueva Fuerza Política. - MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS ___ fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es respetar, como nos gusta que nos respeten"; "Ser PROGRESISTA es creer en los otros, como nos gusta que nos crean"; POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS: Nueva Fuerza Política MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: fuerza política en construcción. "Ser PROGRESISTA es hacer primar el interés general sobre el interés particular o de grupo" "Ser PROGRESISTA es SER pacifista, no violento" "Ser PROGRESISTA es rechazar la violencia como instrumento para hacer política" MOVIMIENTO NACIONAL PROGRESISTAS / PROGRESISTAS CALDAS: POR LA COLOMBIA QUE SOÑAMOS Y NOS MERECEMOS. "Ser PROGRESISTA es SER DEMÓCRATA Y ESO NOS COMPROMETE CON LA PARTICIPACIÓN, LA TRANSPARENCIA Y LA HONESTIDAD."